domingo, 25 de enero de 2015

Προώθηση Ελλάδα


Barco de Grecia
(Vaixell de Grècia)

Si al amanecer veis salir una nave
besando las aguas del mar, cuna de los dioses,
hacédle señal, que quiere ver donde nos hallamos
y navegar con nosotros hacia el norte.

Si no lleva red, ni orza ni timón,
no penséis que se ha perdido el bote
que siempre la gente podrá hinchar las velas
y ganar olas hechas de miedo y cansancio.

Nave que lloras igual que yo
que llevas la pena y el dolor que yo
Nave de Grecia, que no te hunda el trueno.
Hincha las velas que vamos al mismo puerto.
Lluís Llach

Deudas impagables

La democracia, la lógica, el teatro, la geometría, la política, la moneda, la arquitectura, la filosofía, la historia, la escultura, el método hipotético-deductivo, los Juegos Olímpicos, la astronomía, la medicina, el concepto de libertad... "Todos somos griegos" (Percy B. Shelley).
 
Foto: graffitti en Portugal.

sábado, 24 de enero de 2015

El bello Augusto

 Una de las joyas de nuestro Museo es este busto del fundador de la ciudad:
Exvoto de Augusto (98-103 d.C.). Carneola india. Procede del Balneario sagrado de aguas hipotermales del Municipium Turiaso, Tarazona. Recuerda la curación de Augusto en las aguas de Turiaso al regreso de las guerras cántabras. Museo de Zaragoza.
Aparte de la finura del trazo, se reconocen unas facciones agraciadas, como también ocurre en la gran estatua del César Augusto que se encuentra sobre un pedestal junto a las Murallas Romanas y que fuera donada a la ciudad en 1940 por el dictador fascista italiano Benito Mussolini.
A lo largo de la historia, ha sido habitual la dignificación de las imágenes de los mandatarios por los artistas encargados de hacer sus estatuas y retratos, tradición rota por nuestro paisano Goya al retratar con crudo realismo la boba expresión de los Borbones reinantes (Carlos IV, Mª Luisa de Parma y Fernando VII). Pero en el caso de Augusto parece ser que no se trataba tan solo de adulación por parte del artista.
Escribió el historiador Suetonio (Vida de los doce césares, LXXIX): "Augusto tuvo una belleza privilegiada y la conservó con todo su encanto a lo largo de su vida... Su rostro inspiraba una gran calma y serenidad... Tuvo unos ojos brillantes y nítidos, que incluso querían hacer creer que había una cierta autoridad divina... Sus dientes pequeños e irregulares estaban separados, sus cabellos eran ligeramente ondulados y tirando a rubios. Su entrecejo cerrado, sus orejas pequeñas, su nariz algo prominente en la parte superior y un poco curva en la punta, su tez entre moreno y blanco. De baja estatura, la proporción e igualdad de sus miembros no hacían notarlo".
En resumen, parece ser que el césar fundador de Zaragoza era un guaperas.

viernes, 23 de enero de 2015

El gigante desnudo

Foto: Parque del Agua

jueves, 22 de enero de 2015

Acuarela

Foto: Parque del Agua

miércoles, 21 de enero de 2015

Un extraño reflejo

Foto: Parque del Agua

martes, 20 de enero de 2015

Tesoros de papel

Hasta el 30 de junio, en la Biblioteca del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza (Pza. Paraíso), podemos visitar la exposición "Ciencia en el Renacimiento". Se exhiben valiosísimos incunables (s. XV) y otros ejemplares editados en el s.XVI de textos científicos: primeras ediciones impresas de obras de Euclides, Avicena, Galeno, Clavius, Vesalio, Reggiomontano, Pedro Sánchez Ciruelo, etc. 
Son testimonios del lento despertar de la conciencia humana hacia la comprensión del mundo, abandonando las supersticiones del pensamiento mágico-religioso. Quienes se preguntaron cómo y por qué suceden las cosas, en lugar de resignarse a un destino fatal, son los padres del mundo moderno. Ellos guiaron a la Humanidad hacia la mayoría de edad intelectual.
Fotos: 1 Proyección estereográfica de la Tierra en la Cosmographia (1524) de Pedro Apiano. 2 Grabado de osteología en De humani corporis fabrica (1555) de Andrea Vesalio. 3 Grabado de plantas medicinales en los Discursos sobre la materia médica (1544) de Pietro Andrea Matthioti.

lunes, 19 de enero de 2015

Simon & Garfunkel & San Antón

En los guateques de mi lejana adolescencia había pocos discos. Eran caros. Así que los pocos que teníamos se oían una y otra vez. The Sounds of Silence (Simon & Garfunkel) era una de las canciones lentas, así que era muy solicitada por las parejas que con ella bailaban, como entonces decíamos, "sin salir de la baldosa". Y ahora, mira...

sábado, 17 de enero de 2015

Mascotas

 
 
 
Fotos: Bendición de animales en el día San Antón, en San Pablo.

viernes, 16 de enero de 2015

Rayos en la niebla

Foto: Pasarela del Voluntariado a las 10:00 del 14-01-2015.

jueves, 15 de enero de 2015

Miradas en La Aljafería



Artesonado mudéjar del Palacio de los Reyes Católicos

miércoles, 14 de enero de 2015

Arcos de La Aljafería

Fotos:1 y 4 arcos de herradura. 2, 3 y 5 arcos polifolados y polilobulados.

lunes, 12 de enero de 2015

El Palacio de la Alegría

Al-Muqtadir, rey de la taifa de Saraqusta, ordenó construir en la segunda mitad del s. XI La Aljafería y la llamó "Palacio de la Alegría". La belleza conseguida en sus armoniosos arcos y en las filigranas geométricas de sus yeserías constituyen uno de los más altos exponentes del arte musulmán de Al-Andalus. El actual jardín de naranjos y flores por donde discurre una pequeña acequia hasta el aljibe nos permiten evocar el paraíso de los sentidos que quiso levantar aquel monarca hudí. El rey recibía en el Salón Dorado a los principales intelectuales de la época, como el sabio zaragozano Avempace, siendo protector de las artes, de la filosofía y de la ciencia.
Al-Muqtadir fue sucedido en el trono por su hijo Al-Mutaman, quien heredó el refinamiento de su padre y llegó él mismo a escribir un tratado de matemáticas. Descubrió un teorema geométrico que debiera llevar su nombre pero que solo fue difundido en Europa en 1678, como Teorema de Giovanni Ceva. No imagino a los miembros de las actuales casas reales descubriendo teoremas entre yates y cacerías.
Un hecho curioso, porque altera la leyenda oficial de la Reconquista, es que Al-Mutamán contrató los servicios de El Cid y sus huestes mercenarias para luchar contra el rey aragonés cristiano Sancho Ramírez. Como siglos después dijera Winston Churchill: "Nuestros amigos y nuestros enemigos van cambiando; nuestros intereses permanecen". Luego se escribe la historia heróica como convenga a los ganadores.