lunes, 14 de julio de 2014

Indignado

Viernes 11 de julio, 13:45.- Mi padre de 88 años, sin movilidad y en situación de total dependencia, recibe el alta médica tras una breve estancia ingresado en el H.C.U. Miguel Servet de Zaragoza. Desde el centro hospitalario se solicita el necesario transporte a domicilio mediante ambulancia a la empresa concesionaria Ambuibérica.
Sábado 12 de julio, pasadas las 02:00.- Tras más de 12 horas de espera y tres llamadas telefónicas, llega la esperada ambulancia. El paciente, en la precaria situación descrita, llega a su domicilio a las 3 de la madrugada.
Me pregunto: ¿ocurrirá lo mismo cuando necesiten este servicio los familiares de Oliván o de Rudi? Es una pregunta retórica, ya sé la respuesta.

2 comentarios:

  1. Otro ejemplo más del tipo de sociedad en el que vivimos ahora. Animo.

    ResponderEliminar