martes, 18 de febrero de 2014

El Fleta

Un rumbo errático ha llevado tras su derribo el Teatro Fleta, cuya fachada es casi lo único que ya se conserva, ahora liberada de andamios y a la espera de tiempos mejores. En mis recuerdos infantiles, el Fleta era el "más señor" de los cines zaragozanos: con su largo pasillo de acceso desde la Calle Azoque; las máscaras en la fachada de César Augusto; la gran cristalera donde se ubicaban la taquilla y el control de entradas; los acomodadores uniformados; sus largas escaleras; y por fin, la gran pantalla. Para este "niño viejo" ir al Fleta era algo especial, antes de empezar la película ya disfrutaba de un espectáculo. La nueva gran pintura en la fachada me ha evocado ese tunel del tiempo de recuerdos.
Máscara de la fachada del Teatro Fleta
(Exposición "Zaragoza desaparecida" en el Centro de Historias, noviembre 2012 - febrero 2013)

3 comentarios:

  1. Como coincido con esta entrada. Paso todos los días por delante, y me sorprendió ver la pintura de ese túnel evocador. Lo que no sé es dónde están las máscaras de la fachada, porque, si no me equivoco, han estado hasta no hace mucho tiempo.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, alcorze.
      Al leer tu comentario he recordado haber publicado hace un año en el blog la foto de una de aquellas máscaras, formando parte de una exposición sobre el mundo del espectáculo y el ocio en la Zaragoza de la larga posguerra. La he buscado y la incorporo al post.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  2. Vaya recuerdos!
    De muy crio recuerdo que las máscaras me daban yuyu, me pasaba media película mirando las máscaras a ver si hacían algo...
    Una pena que no hayan sabido hacer nada con el edificio.

    ResponderEliminar