sábado, 18 de mayo de 2013

Un despertar de lujo

En esta casa de Tobed, los vecinos, cuando se asoman a la ventana tienen a su lado el precioso paño mudéjar de la torre de la iglesia. Y para ellos será lo normal...

3 comentarios:

  1. El pequeño placer de despertarse y contemplar una obra de arte o cualquier otra visión agradable.
    Una vez satisfechas las necesidades básicas, tan insatisfechas hoy en día para mucha gente, este tipo de cosas son las que en mi opinión aportan calidad de vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estos grandes contrastes, por habituales, se hacen ya cotidianos..
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Una pareja de amigos míos se casaron en esa iglesia vestidos con indumentaria tradicional (ella tiene raíces tobedanas), y él salió de novio precisamente de esa casa. Un lujo.

    ResponderEliminar